Vajilla cerámica

vajilla de cerámica

La vajilla de cerámica es la que tiene una vida más larga. Pasarán los años y tus platos de cerámica seguirán como nuevos, conservando el mismo lustre. Elegir vajilla cerámica no es solo elegir la opción más resistente al tiempo. Es decantarse por la tradición y la elegancia en la mesa. Es escoger una forma ecológica e higiénica de comer.

Vajilla de cerámica: la tradición sobre la mesa

Si hay alguna tradición en la mesa que ha perdurado a lo largo de cientos de años esa es el uso de una vajilla cerámica. Todas las grandes familias desde la más remota antigüedad han disfrutado de sus mejores banquetes sirviéndolos en vajilla de cerámica. La estética de un plato de cerámica, el brillo, el esmero decorador de maestros artesanos, las cualidades higiénicas, las virtudes térmicas han hecho que no se pase de moda este tipo de vajilla. De hecho somos muchos los que aún podemos disfrutar de la misma vajilla cerámica que usaron nuestros abuelos y incluso tatarabuelos.

Hay cientos de razones por las que elegir servir tus mejores platos en vajilla cerámica. ¿Cuál es la tuya?.

Tipos de vajilla cerámica

La vajilla se compone de un conjunto de elementos, cada uno de los cuales desempeña una función diferente en la mesa. Básicamente, los principales elementos son estos:

  • Platos tendidos o planos: han de ser usados para los emtrantes y también para los segundos platos. Los platos planos de los entrantes son más pequeños.
  • Platos hondos: son los ideales para las sopas, consomés, cremas o caldos.
  • Platos para postres: son también platos planos, pero mucho más pequeños. En ellos es donde se degustan los flanes, las tartas o los helados.

Cómo pintar la vajilla cerámica

Si quieres poner un toque creativo a tus artículos de cerámica que se presten puedes hacerlo de forma fácil. Aquí voy a proponerte unos fáciles procedimientos para que hagas de una vajilla sosa una verdadera obra de arte, según quién la mire, claro,  ya sabes que el apreciar el arte es algo que depende mucho del los ojos que la contemplan. Yo te aconsejo que si no estás muy acostumbrada a pintar te centres en motivos sencillos, como lunares, cenefas o letras.

Materiales:

los elementos de tu vajilla cerámica, pinturas especiales para cerámica, rotuladores para cerámica y pinceles y un horno.

Procedimiento:

Paso uno: vamos a aplicar tres capas de pintura y lo vamos a hacer de forma nivelante, es decir, queremos que el espesor de la capa de pintura sobre nuestra pieza de vajilla cerámica sea homogénea.  Aplicamos una capa, dejamos que se seque, aplicamos una segunda, dejamos que se seque y lo mismo una vez más.

Paso dos: Sobre esta capa de pintura es donde vamos a expresar nuestra creatividad. Lo vamos a hacer usando los rotuladores especiales para cerámica. En caso de equivocarte haciendo tu cenefa o cualquier otro motivo pictórico, con un paño húmedo podrás hacer las rectificaciones pertinentes

Paso tres: una vez terminado tu trabajo artístico has de llevar tu pieza cerámica al horno, en donde debe de permanecer unos 30 minutos a unos 150 grados. ¡Y listo!

Si te gustan las tazas de cerámica tal vez te interesan estos otros artículos de cerámica: