Huchas de cerámica y barro

huchas de ceramica

Las huchas de cerámica son un clásico de las figuras de cerámicas. ¡Quién no ha tenido un cerdito de cerámica!

No hay nada mejor para enseñar a los niños la difícil tarea de ahorrar dinero que la de usar una hucha de barro, meter monedas en ella día tras día y una vez llena el dramático momento de romper el chanchito (versión latina del cerdito de cerámica).

En los últimos tiempos han surgido cantidad de variantes a las huchas de barro o cerámica con mecanismos graciosos y tal, pero de verdad, nada que ver con las huchas de toda la vida y el momento en el que hay que rescatar el dinero que hay dentro.

 

Venta de huchas de cerámica y barro

Te ofrecemos una pequeña colección de huchas cerámicas o de barro, cerditos hucha, para fomentar el ahorro entre los más pequeños y por qué no, también para ti.

¿Por qué las huchas tienen forma de cerdito?

 

El cerdo es un símbolo de riqueza. Piensa en un rico icónico: un “cerdo” fumando un puro, claro. Tambiénn del cerdo se aprovecha todo y el poseer uno no hace mucho era sinónimo de tener unas semanas aseguradas en el comer, un futuro con las necesidades básicas cubiertas.

En versión inglesa, dado que el barro o arcilla con la que se hace una hucha cerámica se llama pygg, sumamente parecido al nombre “cerdo” pig, se hizo una asociación de palabras de la cual han surgido estos tradicionales recipientes para almacenar monedas.

 

Otros tipos de huchas

 

Si bien una hucha de cerdo en barro o cerámica es el icono de las huchas por excelencia, hay una variedad enorme de modelos, hechos además en todo tipo de materiales.

La sofisticación a la que llegan algunas son enormes, pudiendo decirse que son auténticos cajeros automáticos.

Frasco de cristal

Está, por ejemplo, el clásico frasco o tarro de cristal en donde la tapadera suele venir con un contador digital y saber así la cuantía de los ahorros que el menor atesora.

Gato que roba monedas

Otro conocido modelo consiste en una caja en la que hay una especie de mascota automática, un gato suele ser. Al poner una moneda en un lugar determinado de esta caja, el gato va a robar la moneda. Un interesante recurso para que los menores “alimenten” constantemente a este felino insaciable con más y más monedas.

Huchas contables

Tenemos también las huchas contables. Se trata de las huchas más avanzadas. Vienen con dispositivos inteligentes de reconocimiento de billetes y monedas y son capaces de realizar diversos cálculos financieros, hacer balances, expedir tickets de operaciones, permiten sacar dinero, configurar contraseñas y mucho más. Un verdadero cajero automático.